(+34) 914 45 48 54

Actualidad

Claves para implantar un sistema de retribución variable en la farmacia

¿Cómo implantar un Sistema de Retribución Variable en mi farmacia?

Tradicionalmente el pago salarial mensual abonado por los empresarios a sus trabajadores consiste en una cantidad fija y constante, que viene dada en la mayoría de las ocasiones por los convenios colectivos a los cuales pertenece la actividad de la empresa o por pactos individuales entre patrono y trabajador en microempresas.

Estas cantidades salariales permanecen constantes, a no ser que se produzca una nueva publicación de convenio colectivo con subida salarial o nuevo acuerdo individual.

Esta forma de pago en algunas ocasiones, puede producir una cierta “relajación” en cuanto a la productividad de los trabajadores, por lo que cada vez más y con el fin de motivar a estos, se está incluyendo en el ámbito de las relaciones laborales la implantación de un “Sistema de Retribución Variable”, pero ¿Cómo hacerlo?:

Redacción del documento:

Dicho plan se puede pactar de forma unilateral con un solo trabajador, con varios o con todos los de la empresa. No todas las empresas son iguales y por tanto no se mueven en el mismo ámbito de mercado, por lo que un Sistema de Retribución Variable que funciona en una no tiene porque funcionar en otra, aun siendo del mismo ámbito sectorial. En las farmacias está comprobado que la implantación de este tipo de sistemas de retribución son altamente efectivos y mejorar sensiblemente la productividad de los empleados.

Como primera medida se debe definir un objetivo a alcanzar, como puede ser vincular complementos salariales a cobrar con el volumen de ventas de la empresa, con el fin evidente de vender más, para lo cual es conveniente redactar un documento donde queden lo más claro posible las premisas que se deben dar para alcanzar los objetivos.

Características en la medición de objetivos con el fin del cobro de variables:

 Que sean coherentes con el modelo de negocio

  • Que se conozca la forma de medir el objetivo y su correspondiente retribución variable.
  • Que exista un balance razonable entre salario base y la retribución variable. El trabajador debe percibir que merece la pena esforzarse, pues de conseguir el objetivo el complemento salarial será importante.
  • Que la forma de valoración se objetiva, no quedando nunca al arbitrio de la empresa su pago.
  • Que se puedan reajustar las variables al alta o la baja si las condiciones del mercado así lo exigieran, pero siempre en función de datos cuantificables. Para ello es conveniente realizar reuniones con los empleados con el fin de revisar si los objetivos propuestos son razonables o no. En este sentido se recomienda tener con ellos al menos una reunión a final de año, previo momento al pago de los mismos, y si es posible otra a mediados de año.
  • Transparencia, claridad en la redacción de los requisitos y objetivos.

¿Cómo abono la Retribución Variable una vez firmado el plan del mismo y conseguidos los objetivos?

El pago en nómina se puede realizar de varias formas, así podremos pactar un abono mensual, trimestral o anual, utilizando para el efecto un concepto salarial acorde con lo pactado y que no de lugar a interpretaciones maliciosas, existiendo variedad de los mismos o incluso creando uno concreto, a modo de ejemplo tendríamos:

  • Incentivos, Prima de Producción, Productividad o Comisiones: Concepto genérico por calidad o cantidad de trabajo, ligado a un resultado individual del trabajador.
  • Participación en beneficios: Muy utilizada para el pago de un bonus anual al cierre de ejercicio, en relación con el resultado de la empresa.

¿Puedo cambiar las condiciones del Plan o Acuerdo?

 Una vez implantado el plan, el mismo no se puede modificar o suprimir unilateralmente, si la empresa quiere modificar los términos del mismo, como modificar el tipo de objetivos a cumplir o minoración de la cuantía económica a abonar, se debe realizar como una modificación sustancial de las condiciones de trabajo (regulado en el Art. 41 del E.T.).

Consideraciones adicionales a tener en cuenta

El abono de este tipo de retribución supone:

  • Un incremento del coste de seguros sociales.
  • La aplicación de la oportuna retención fiscal en nómina (regularizando el mismo en su caso).
  • Forma parte de la masa salarial del trabajador a efectos del cálculo de hipotéticas indemnizaciones.No podemos dejar de citar que la firma y posterior implantación de un Plan de Retribución Variable en la empresa no asegura en un 100 % no tener conflictos laborales con los trabajadores en base a la interpretación del mismo, (podrían solicitar información de facturación, gastos, etc), de ahí la importancia en la redacción de las condiciones y la transparencia en cuanto al objetivos a alcanzar.

Si desea saber más sobre este tema pónganse en contacto con nosotros a través de nuestro teléfono 91.445.48.54 o a través del mail jlmoreno@orbaneja.com.

JOSÉ LUIS MORENO – V.  RODRÍGUEZ

Departamento Laboral Orbaneja Abogados

Déjanos un comentario