(+34) 914 45 48 54

Actualidad

Entrevista a un joven farmacéutico

Entrevista a Nacho Arcos, un joven farmacéutico

Al igual que la semana pasada, esta entrada consistirá en una entrevista a un joven farmacéutico, en este caso a Nacho Arcos, de la farmacia GP 80 que nos descubre su personalidad enérgica y actual.

 

 

¿Por qué elegiste ser farmacéutico?

Por tradición familiar, se podría decir que he nacido en la farmacia, ya que mi madre la compró estando embarazada y siempre que podía iba allí a ayudar.

Trabajas codo con codo con tu madre ¿Cómo es la relación profesional con ella?

Con mi madre siempre me he llevado bien pero cuando empecé en la farmacia discutíamos mucho, eran dos formas diferentes de ver la gestión de la farmacia. Ahora somos un equipo perfecto: juventud y experiencia.

¿Y con el resto del equipo?

Fantástica, intento ponerme siempre en su lugar al igual que intento que ellos también se pongan en el mío.

En una puntuación del 1 al 5, ¿Qué puntos le das a la importancia de la relación entre el equipo de trabajo para el buen funcionamiento de la farmacia?

Un 6, intento transmitir que todos somos jefes de la farmacia. Todos debemos preocuparnos de hacer las cosas bien, para que los demás podamos desarrollar bien nuestras tareas. Todos debemos saber realizar las tareas de todos.

¿Cómo es la relación que tienes con los pacientes?

Muy cercana, no los considero pacientes, ni clientes, para mí son “mis amigos de la farmacia”. Muchos me han visto crecer y son como mis abuelos o tíos. Con la gente joven intento interaccionar más, ya que acuden pocas veces a la farmacia y se creen que Dr. Google sabe más que nosotros, es importante demostrarles a las nuevas generaciones que estamos para ayudarles y no para vender cualquier cosa.

¿Cuáles son las principales dudas que plantean los pacientes en la farmacia?

Vienen sobre todo a informarse sobre temas que salen en la actualidad en redes sociales, informativos, etc. También preguntan sobre el uso de inhaladores o tratamientos más complicados como insulinas. Sobre síntomas menores como congestión nasal, tos, dolor moderado, acidez, diarrea aguda, estreñimiento, acné, dermatitis o urticaria, estrés, fiebre, u ojo seco, etc. Intento que no tengan muchas dudas. Eso significaría que no solo dispensamos, sino que además damos consejo en la venta.

¿Te gusta ayudar a los pacientes?

Muchísimo, creo que farmacia y ayudar a los demás van unidos de la mano. Es lo más gratificante de nuestra profesión, sentirte valorado.

¿Atendiste a un paciente difícil?

Si, son las situaciones más desagradables que puedes tener en una oficina de farmacia. Tú quieres hacer bien tu trabajo y mucha gente no lo entiende.

¿Cómo afrontaste la situación?

Informando al paciente de los deberes y derechos que tenemos los farmacéuticos ante la ley, luego ya me callo y no discuto más. Es mejor no discutir, interesa que ese paciente se vaya lo antes posible.

¿Qué es lo más difícil de gestionar en la vida de una farmacia?

Temas administrativos, burocráticos y tener siempre motivado a tu personal. Además, controlar la caducidad y tener todo limpio a pie de calle en Madrid es muy engorroso.

¿Cuál crees que es la principal diferencia entre el joven farmacéutic@ y el tradicional farmacéutic@?

Creo que el joven farmacéutic@ tiene que estar en constante cambio ya que el mundo que vivimos ahora cambia rapidísimo mientras que antes los cambios eran más lentos, por lo que el tradicional farmacéutico es más conservador y pausado a la hora de atreverse a cambiar. Al joven farmacéutic@ le hace falta un poco de meditación antes de realizar algo, pues va tan rápido en su vida que casi no le da tiempo a pensar y al farmaceutic@ tradicional le hace falta no acomodarse y no tener miedo al cambio.

Tienes una página web y en ella nos dices que vienes a hablar de cosas que los chicos no os atrevéis a hablar entre vosotros, ¿Qué cosas son éstas?

Los chicos podemos hablar mil horas de futbol, de política, del tiempo, pero nunca nos veréis hablando de que cremas utilizamos. Con mi página web quiero resolver dudas, pero sobre todo hacer ver que los chicos también nos cuidamos. No quiero que ese sea un tema tabú.

¿Por qué te especializaste en dermocosmética?

Nuestra farmacia GP 80 no tiene el colchón de los medicamentos que tienen otras farmacias por lo que te obliga a especializarte en otras ramas. Yo venía de hacer prácticas en una farmacia en la que casi todas las ventas eran con receta y me tuve que adaptar. Al principio no entendía nada de principios activos, me aburría, pero poco a poco me di cuenta de que según iba estudiando me gustaba más y más aconsejar cremas, y también probarlas, ya que probándolas puedes hacer una recomendación casi perfecta.

¿Tiene futuro la dermocosmética en la farmacia?

Claro, tiene muchísimo potencial de mejora. Yo digo que la dermocosmética en la farmacia ya tocó fondo con la venta online. Es un sector con una competencia enorme, esta “liberalizado” ya que la puede vender Amazon, Sephora o cualquier farmacia online, pero ellos no van a dar el consejo que puedes dar tú. Tu objetivo es fidelizar a ese cliente y que no compre las cremas en los otros canales mencionados anteriormente. Es un reto y tenemos que adaptarnos.

¿Es difícil aconsejar cosmética siendo chico?

Es difícil pero no imposible, tienes que probar muchas cremas y estudiar mucho para demostrarle a la gente que sabes de dermocosmética ya que no piensan que un chico pueda aconsejarles una crema, un serum o incluso un maquillaje. La dermocosmética me picó cuando una señora me dijo “Mejor que me atienda alguna de tus compañeras que tú no sabrás de esto”.

¿Cómo valoras el salto de la farmacia al mundo digital?

Al principio negaba que la farmacia necesitase estar en el mundo online. Pero ahora lo veo casi obligatorio, es la forma para estar más conectado con tus “amigos de la farmacia” y para hacer ver a la gente que de verdad sabes, y que estás ahí para lo que necesiten, además el coste es muy bajo. Puedes tener Instagram siendo el coste 0 euros. Por lo menos tienes que saber manejar Google My business.

¿Cómo te imaginas el futuro de la farmacia?

La farmacia cada vez más va a ser un establecimiento para prevenir enfermedades, ya que cada vez intentamos cuidarnos más y la dermocosmética ahí juega un papel fundamental, junto con los complementos alimenticios. También de aquí a unos años se venderán más EFPs y tendremos más autonomía para tratar síntomas menores sin tener que derivar al médico. En cuanto a tecnología vamos a experimentar cambios constantes teniéndonos que adaptar rápido para no perder oportunidades.

¿Cuál consideras que es la habilidad más valiosa que tienes?

Sacar una sonrisa a los demás, la sonrisa es contagiosa y tiene un poder convincente generando energía positiva en los demás. Hoy en día, poca gente sonríe. Y en la farmacia es fundamental sonreír a todo el mundo.

¿Alguna vez te has sentido decepcionado de ser farmacéutic@?

Llevo poco tiempo trabajando como farmacéutico, de momento no me he sentido decepcionado. Quizás decepcionado de que los gobiernos no confíen en nosotros como personal sanitario que somos y siempre vayan en nuestra contra.

¿Qué tres consejos darías a un joven farmacéuti@ que está empezando?

Hay que tener paciencia, que es la madre de la ciencia, no se puede conseguir todo en 3 días por muchas ganas y fuerzas que tengas.

Lo segundo, que se siga formando, estudiar no se acaba cuando terminas la carrera.

Y tercero y último “Sonríe, cambiarás el mundo”. Yo me considero farmacéutico joven ya que solo tengo 28 años, así que me los apunto.

¿Cómo te ves dentro de 5 años? ¿Cuáles son tus objetivos?

Me encantaría seguir trabajando junto a mi madre en GP 80, acercando la farmacia a las generaciones más jóvenes mediante mi blog, teniendo algún día la posibilidad de convertirme yo en titular, dando continuidad al proyecto que inició mi madre hace más de 30 años.

Para terminar, si tuvieras que completar la entrevista con una pregunta, ¿cuál te harías?

Me preguntaría… ¿Has leído algún libro que te haya ayudado a salir de la zona de confort de tu trabajo? Si, dos libros muy recomendables son “¿Quién se ha llevado mi queso?” de Spencer Johnson y “Cómo incrementar las ventas por consejo en el mostrador de la farmacia” de Carmen Fernandez Lorenzo. ¡Intenta auto motivarte siempre que puedas!

Y por último quería dar las gracias a todo el equipo de Orbaneja Abogados por el trabajo que realizáis y por darme la oportunidad de realizar esta entrevista. ¡Muchísimas gracias!


¡Gracias a ti Nacho! Ha sido un placer hablar contigo, como también espero que lo sea para aquellos que leen esta entrevista.

Si desea más información sobre este asunto o sobre cualquier otra cuestión que le pueda surgir, póngase en contacto con nosotros en el teléfono 91 445 48 54 o bien puede remitirnos un correo electrónico a la siguiente dirección abogados@orbaneja.com.

Si quiere leer otros artículos que traten sobre temas que pueden afectar a su farmacia o a sus ahorros haga click aquí.

Déjanos un comentario