Lo más destacado del Informe AMAF 2015

Presentamos los principales puntos de interés del Informe AMAF 2015 en el que hemos trabajado junto a Asefarma, Gómez Córdoba y González Albertos.

2015, EL AÑO DE LA ESTABILIZACIÓN

Mientras que las ventas de fármacos se vieron mermadas entre 2010 y 2013, debido a reformas legislativas y a la fuerte crisis económica, 2014 y 2015 se han caracterizado por una estabilidad y el aumento de las ventas en el sector.

Esto se ha apreciado sobre todo en relación con los medicamentos genéricos, cuyas ventas, en 2015, han crecido un 6,3%. Más del 40% de las unidades que se dispensaron en la farmacia fueron genéricos y, dentro de las ventas de fármacos con reembolso, los genéricos supusieron el 50%.

ÁREA FISCAL

En este campo, 2015 ha sido un año tranquilo. Por una parte, se han aprobado nuevas medidas fiscales que no han afectado significativamente a la actividad de la oficina de farmacia. Por otra, se ha publicado la Ley de Sociedades Civiles, que tampoco ha afectado directamente a la actividad de la oficina pero que sí ha planteado algunas cuestiones respecto de los despachos que componen AMAF. La principal consulta que han recibido las asesorías miembros de AMAF se refería a si el art. 7 de la LIS afecta o no también a las Oficinas de Farmacias constituidas en “Comunidades de Bienes”. Siendo la respuesta negativa.

Otros temas que han marcado la actualidad fiscal y han motivado gran número de consultas fueron: la eliminación de la reducción por mantenimiento o creación de empleo, la rebaja de los tipos impositivos para 2015, la reducción del límite de las aportaciones a planes de pensiones, la exclusión de la tributación de la ganancia producida en la venta de la farmacia para mayores de 65 años y la minoración de los gastos de difícil justificación en Estimación Directa Simplificada.

También se ha modificado la Ley General Tributaria, no sólo para las farmacias, sino para todos los contribuyentes. Esta reforma, que quizás ha sido la menos mediática, sin embargo va a tener graves consecuencias para todos, ya que endurece significativamente el poder de la Administración para sancionar al contribuyente y a hacerlo tributar por ejercicios pasados.

ÁREA CONTABILIDAD

Se percibe cierta similitud con 2014 y se augura que los márgenes se recuperarán lentamente a finales de 2016.  En términos absolutos, el margen bruto medio de las farmacias antes de impuestos oscila entre el 26,5% – 27,5%. Una tendencia al alza similar a la que se viene experimentando en los últimos años.

Pero, ¿por qué hablamos de estabilización si a nivel contable todo sigue igual? La clave está en observar que los rendimientos de las farmacias y las ventas de las mismas han crecido en su mayoría. Sólo una pequeña parte ha experimentado una reducción de la facturación y otra pequeña parte la ha mantenido, gracias a la recuperación de las ventas por recetas  y sobre todo a la venta libre.

Otro de los cambios notorios ha sido la introducción de la receta electrónica. En este sentido, al principio disminuyeron ligeramente las ventas por la carga administrativa para la farmacia, pero pasado el segundo semestre, los efectos de su implantación comenzaron a ser positivos y ello ha supuesto un mayor reparto de ventas.

ÁREA LABORAL

Muchos farmacéuticos consiguieron adecuar sus plantillas a las necesidades  de personal reales de sus farmacias, aprovechando las ayudas a la contratación. Además, al haberse producido una estabilización en el mercado laboral, la conflictividad se ha reducido, sobre todo debido a la considerable disminución del número de despidos por causas económicas. Aun así, el año 2015 ha supuesto un cambio de tendencia ya que debido a los ahorros derivados de la “Tarifa plana” y la “Tarifa reducida”, las farmacias han empezado a contratar más gente con un contrato indefinido. No obstante, ese impulso no ha sido suficiente para que aumenten los contratos indefinidos (38,44%), hasta alcanzar la amplia cuota de los contratos temporales (61,56%).

  • Respecto de los contratos indefinidos, hasta el 31 de marzo, fecha en la que se derogaron, los contratos indefinidos de tarifa plana fueron los predominantes. Posteriormente, adquirieron más relevancia los contratos indefinidos de apoyo a emprendedores (contratación de desempleados menores de 30 años o mayores de 45 durante, al menos, tres años) y los contratos indefinidos de tarifa reducida.
  • Respecto de los contratos temporales, los más destacados fueron el contrato de prácticas (para desempleados menores de 30 años con titulación de farmacéutico o técnico y con posibilidad de transformación a contrato indefinido) y los contratos de interinidad, para cubrir bajas por riesgo de embarazo, bajas maternales, lactancia, vacaciones, etc.

Sin embargo, aunque la nueva normativa era clara, planteó muchas dudas referidas a: costes de personal derivados de la contratación; asesoramiento en torno a bajas maternales; tipologías de contratos que pueden hacerse en la oficina de farmacia; cálculo de cantidades de indemnizaciones por despido (tanto disciplinario como por causas objetivas); y la jubilación del titular de la oficina de farmacia y la posibilidad de la jubilación activa.

ÁREA JURÍDICA

Respecto del número de inspecciones en la oficina de farmacia, hoy el grueso de consultas producidas en los despachos a este respecto ha disminuido, como también lo ha hecho el número de visitas realizadas por la inspección. Aun así, éste continúa siendo un tema muy recurrente en las consultas a los asesores.

Otro tema muy relevante ha sido el de la incorporación de la venta online de medicamentos de uso humano, que no ha tenido el despegue necesario (debido a la falta de conocimiento en materia informática, de tiempo, de rentabilidad inmediata y de interés en innovar) y que además plantea muchas dudas (sobre todo respecto del procedimiento administrativo para realizar la comunicación y al funcionamiento de este nuevo canal de venta). Se ha comprobado que todas las farmacias se preocupan e informan sobre este asunto, aunque muy pocas lo están desarrollando con posterioridad. Los que se atreven a iniciarlo son por lo general,  los jóvenes (bien por su facultad de innovar, su manejo de la informática o por experiencia previa en comercio electrónico de parafarmacias).

ÁREA COMPRAVENTA

El número de transmisiones se ha visto incrementado a lo largo de 2015, tanto por operaciones entre terceros como en las denominadas operaciones familiares, siendo también destacable el alza de los precios. El motivo puede deberse, entre otros, a la apertura del crédito por parte de las entidades financieras, la estabilización de las medidas sanitarias que se han ido adoptando con el objetivo de contener el gasto farmacéutico y la ausencia en el último ejercicio de cambios legislativos que hayan podido repercutir sobre la rentabilidad de la farmacia. La actividad ha sido constante a lo largo de todo el año y las farmacias objeto de transmisión, de características diversas, aunque un gran porcentaje correspondía a las farmacias que tenían facturaciones elevadas.

Es destacable la especialización que ha experimentado la demanda: el comprador busca más, sabe lo que quiere y valora muchos otros factores más allá del precio de la farmacia que está pensando en adquirir. Por su parte el vendedor tiene mucha más posibilidad de negociación, ya que ve que la situación económica y financiera para el sector se ha tornado más estable y no tiene que posponer su decisión de venta.

ÁREA GESTIÓN

Se denota cierta pasividad en el farmacéutico a la hora de aplicar técnicas de marketing para incrementar ventas y de innovar más allá de la gestión del ABCD del medicamento. Aunque se hacen ciertos esfuerzos para motivar y crear una plantilla proactiva, la preocupación final de las farmacias se basa en la materia de compras, la gestión de stocks y la optimización del surtido.

Lo mismo ha sucedido con la receta electrónica, que aunque a principios de año se veía como una carga, en la segundo mitad de 2015 muchas farmacias la vieron como una mejora porque ayuda a fidelizar clientes. Los estudios demuestran que la receta electrónica ha desarrollado ante todo su vertiente administrativa pero muy escasamente la sanitaria y asistencial.

En cuanto a herramientas, como se ha mencionado no se suelen planificar acciones de marketing (actividad usualmente improvisada y casi por obligación de los laboratorios), pero sí que se muestra una mayor predisposición a trabajar en el desarrollo de planes de fidelidad (ya que por poco que se desarrolle siempre da buenos resultados), así como en el de sitios Web y presencia y conversación en las redes sociales (en gran parte por presión de algunos actores del sector).

Puedes descargar el informe completo aquí.