Mayor presencia física de la Agencia tributaria en las empresas

Luchar contra el fraude fiscal es uno de los objetivos estratégicos fundamentales de la Agencia Tributaria, pues genera desconfianza entre los ciudadanos y distorsiona la competencia y el buen funcionamiento de la actividad económica.

El Plan Anual de Control Tributario y Aduanero de 2015 (publicado en el BOE el 11 de Marzo de 2015) centrará su atención en los siguientes sectores o tipologías de fraude:

  • Economía sumergida.
  • Investigación de Patrimonios en el exterior.
  • Planificación Fiscal Internacional.
  • Economía digital.
  • Prestación de servicios de alto valor.
  • Fraude organizado en tramas de IVA.
  • Control sobre operaciones, regímenes jurídico-tributarios, obligados tributarios y sectores de actividad específica.
  • Control de productos objeto de Impuestos Especiales.
  • Control de los Impuestos Medioambientales.
  • Control Aduanero.
  • Prevención y represión del contrabando, narcotráfico y blanqueo de capitales.

Especialmente la Agencia Tributaria realizará actuaciones dirigidas a aquellas empresas que no cumplen debidamente con sus obligaciones fiscales y que generan una renta oculta o una economía sumergida.

Debido a las actuaciones inspectoras realizadas en el año 2014 se ha puesto de manifiesto la existencia de herramientas específicas para la ocultación de ventas y manipulación de la contabilidad que permiten la alteración de los libros contables como paso previo al falseamiento de las declaraciones tributarias.

Es por ello que en este año 2015 se potenciará la presencia personal en las sedes donde se realiza la actividad económica de los obligados tributarios para combatir actividades fraudulentas relacionadas con el “software de doble uso” que alteren la facturación real o permitan suprimir una parte de la facturación. Estas actuaciones se realizarán especialmente en sectores económicos con ventas directas a consumidores finales, por las mayores dificultades de contraste que tradicionalmente han tenido estas actividades.

Como conclusión podríamos decir que según el Plan de Control Tributario 2015, puede darse el caso que un funcionario de la Agencia Tributaria se presente físicamente en una Farmacia para comprobar que la venta diaria de caja del ordenador coincide con la venta declarada de la actividad económica.