Rebaja de Impuestos en el ayuntamiento de Madrid

El pasado jueves día 5 de febrero, la alcaldesa de Madrid Dª Ana Botella en rueda de prensa anunció una rebaja de impuestos, reduciendo así la presión fiscal de los madrileños, hecho que no se producía desde hace una década en la capital.

La estabilidad presupuestaria y  la reducción significativa de los gastos de amortización de la deuda pendiente (se minora en un 8,6%, unos 69 millones de euros) junto a la disminución de la carga financiera (se reduce en un 33,84%, lo que supone 105,8 millones de euros menos), permiten al ayuntamiento llevar a cabo una bajada de impuestos y realizar más inversiones.

Las principales rebajas fiscales para este año 2015 son:

  • Tasa de Recogida de Residuos Urbanos:
    Se suprime esta tasa para todos los contribuyentes.
  • Impuesto Sobre Bienes Inmuebles (IBI):
    Congelación con carácter general de las cuotas, mediante la disminución de todos los tipos de gravamen para neutralizar en 2015 la    incorporación de la adaptación anual de las bases liquidables a los valores catastrales.
    También se incrementa la bonificación por familia numerosa al aumentar los tramos de valor catastral determinantes del porcentaje aplicable.
    A partir del 1 de Enero de 2016, se reducirá en un 20% de media.
  • Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (Plusvalía Municipal)
    Se reduce de forma general hasta en un 47% y se incrementa la bonificación en los casos de transmisiones mortis causa (de hasta un 95% para una vivienda habitual media) y en las compraventas.
  • Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica:
    Se reducen las tarifas en un 10%.
  • Resto de Impuestos, Tasas y Precios Públicos:
    Congelación de tarifas y tipos para el año 2015.
    En cuanto al Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) aquellas obras de coste inferior a 150.000,00 euros (el 91% de todas las que se hacen) se aplicará una bonificación de hasta el 95% a partir del segundo trimestre de este año 2015.
    También se aplicará una exención del 100% de las tasas de licencias urbanísticas vinculadas a las obras.

Como consecuencia de la adopción de estas medidas de rebajas de impuestos, en el año 2015 la fiscalidad se verá reducida en un 10%, suponiendo para una familia media madrileña el ahorro medio de 62 euros en el pago de tributos al ayuntamiento de Madrid y suponiendo un beneficio para los contribuyentes de 390 millones de euros.